A las puertas de la muerte

Va Jaimito por la calle, cuando, de repente, se encuentra a su amigo. Este le dice:
-¡Hombre, Jaimito! ¿Cómo va todo?
-Uff. He estado a las puertas de la muerte.
-¿¡Pero cómo es eso, Jaimito!? ¿Qué ha pasado?
-Que vengo del cementerio.

Pobre monstruo

- No Comments on this Post -

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *